Blog Eventos Galeria de Fotos

Reunión De Las Américas

3 de enero 2024

¡Ya tengo en mis manos los pedidos de toda Sudamérica para llevarlos al Monte Sinaí!

«Porque Yo sé los planes que tengo para vosotros —declara el Señor— planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza.» Jeremías 29:11

Los planes de Dios son de éxito y cubren todas las áreas de nuestras vidas. Él afirma que Sus planes son de bienestar, buenos para nosotros, pero, aún así, estos planes empiezan en nuestro interior.

Una vez que superamos nuestras debilidades, dejamos lo malo, abandonamos lo viejo que comprometía nuestro bienestar emocional, psicológico y espiritual, pasamos a estar bien con Dios.

No podemos padecer la enfermedad de la desesperanza, porque, si realmente somos hijos de Dios, contamos con nuestra fe, Su palabra y la esperanza.

Muchos Lo invocan, pero se olvidan de rogar, que es insistir, no parar, perseverar en la petición que tenemos y Le hacemos a Dios!

«Y te presentarás al sacerdote que esté en funciones en esos días y le dirás: Declaro hoy al Señor mi Dios que he entrado en la tierra que el Señor juró a nuestros padres que nos daría». Deuteronomio 26:3

¿Cómo Dios puede dar las bendiciones si no Lo colocamos en primer lugar?

¿Cuándo puede declarar que entró en la Tierra Prometida? ¡Solo cuando toma la actitud de honrar a Dios en primer lugar!

El ser humano no puede ser Señor, porque es una posición de mucha responsabilidad y , es por eso, que hay un Único Señor que es Dios.

Dios pasa a ser Señor y Padre cuando uno asume ser Su siervo y, cuando uno está bien en su interior, es porque está bien con el Creador.

Dios nos hace recordar nuestros errores, pero no para acusarnos, sino para que uno recuerde dónde se equivocó y no vuelva a repetir su error. Estos recuerdos sirven para que maduremos.

Todo lo que fue destruido puede ser reconstruido por Dios, pero eso conlleva un proceso.

Todo lo que pase en nuestra vida es para gloria de Dios. Todas las bendiciones y oportunidades que Él nos da es para Su honra.

«Entonces la mujer dejó su cántaro, fue a la ciudad y dijo a los hombres: Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo lo que yo he hecho. ¿No será este el Cristo? Y salieron de la ciudad e iban a Él.» Juan 4:28-30

Una mujer, incluso al negarle agua al Señor Jesús, fue usada para dar testimonio de Él

Dios quiere usarnos, pero nosotros debemos dejar nuestro pasado para tener un futuro con Él. ¡Hasta en nuestra muerte debemos salvar almas!

¡De Aquí en Adelante Todo Será Diferente!

Obispo Júlio Freitas
¡Nos vemos en la IURD o en las Nubes!

#IglesiaUniversal
#TemploDeLosMilagros
#DeAquíEnAdelanteTodoSeráDiferente

previous post

3 de enero

next post

4 de enero