Mensajes

¿Cuál es la verdadera función de la Sal?

17 de noviembre 2020

¿Cuál es la verdadera función de la Sal?

Vosotros sois la sal de la tierra… Mateo 5:13

Estudiando sobre la sal descubrí que ella ya tubo mucho valor comercial. Eso porque era muy usada para conservar los alimentos, para higienizar a los bebes recién nacidos. Entre muchas otras utilidades el Señor Jesús hizo mención de una:

Pero si la sal pierde su sabor, ¿con qué será salada? No vale más para nada, sino para ser echada fuera y pisoteada por los hombres. Mateo 5:13

La sal realza el sabor de los alimentos más insípidos, y en el pasado era usada en el invierno para descongelar el suelo, derritiendo el hielo sobre las piedras del templo, que así quedaban menos resbalosas para los sacerdotes.

Cuando Dios trajo esa palabra a mi mente me hizo recordar de algo simple pero muy profundo; USTED GENERA SED EN LAS PERSONAS.

Cuando Dios habla con nosotros, Él nos da una Palabra, mas, podemos entender muchas cosas, fue buscando a cerca del funcionamiento de la sal en nuestro organismo que descubrí lo siguiente :

Nuestras células necesitan de ella todo el tiempo, una vez que es un sólido y un importante controlador de sustancias que entran y salen…consiguiendo mantener el equilibrio del cuerpo, un balance ideal de los nutrientes y del agua dentro de las células. En la cantidad ideal la sal aumenta los movimientos de los intestinos, contribuyendo para una buena digestión. Facilita la producción de energías, auxilia el funcionamiento renal. Además es muy importante para quien practica más de una hora de ejercicios físicos, pues ayuda a reponer el sodio perdido con el sudor. Si alguien intenta una dieta que excluye completamente la sal corre el riesgo de quedar, arrugado como una uva pasa… – Revista Super Interesante

No es difícil de entender por qué somos como la sal… Cuando estamos entre las personas damos sabor a la vida de ellas, distribuyendo aquello que recibimos de Dios: Misericordia, buenos ojos, verdad, justicia, Fe… Generamos sed espiritual, provocamos que personas sinceras deseen ser de Dios también.

Así como la sal promueve el equilibrio celular, nosotros, también promovemos ese cuidado espiritual constante. Así como ella hace entender a las células que necesitan agua, nosotros hacemos entender a las personas que necesitan a Dios.

Jesus podría haber dicho que Él era la sal, ya que es tan importante para el ser humano, pero, sabiamente, Él se comparó a sí mismo con el agua.

El agua sacia, en cuanto la sal solo provoca la necesidad de ella.

También, con la sal corremos el riesgo de equivocarnos en el punto exacto, colocando mucha o poca.

El desequilibrio no es bueno, pues, cuando no sabemos colocar la medida correcta  terminamos provocando problemas de presión arterial. Lo que podemos traducir; forzar a las personas a tornarse de Dios.

Pero, menor cantidad de sal, es peor, ya que las células quedan desorientadas y provoca deshidratación, causando la muerte más rápida.

Porque todos serán salados con fuego, y todo sacrificio será salado con sal. Marcos 9:49

El fuego de las pruebas, de las luchas que enfrentamos, el fuego que nos purifica, también nos da sabor.

Si la sal pierde su sabor ¿alguien querrá usarla? Si ella pierde una de las dos funciones ya no tendrá la misma utilidad que antes. Solo le resta la utilidad de descongelar el hielo, lo que la lleva a ser pisada por todos también.

Resumiendo; la comparación de Jesus nos hace entender:

-Nuestra función es promover el sabor, ser atractivos para que las personas conozcan a Dios

-Aceptar ir con el sacrificio hacia el Altar, es los que nos mantiene sabrosos.

-Aprender el punto exacto, ni mucha, ni poca participación en la vida de las personas, porque entendemos que no somos lo más importante, lo más importante es el Agua de la Vida. (El Señor Jesus)

Anterior

17 Noviembre

Siguiente

18 Noviembre


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.