Blog Mensajes

¿Por qué odio la Universal?

14 de abril 2020

¿Por qué odio la Universal?

1. Porque, incluso si no lo admito, sé que están dispuestos a hacer lo que yo no estoy.

2. Porque, aunque sufren represalias, tienen el coraje de decir la verdad, duela a quien duela.

3. Porque hacen uso de todos sus recursos humanos, sociales y financieros para evangelizar a todos a través de los Grupos y los medios de comunicación.

4. Porque tienen un grupo activo en cada área: salud, educación, política, depresión tiene cura, jóvenes, mujeres abusadas, drogadictos, UniSocial …

5. Porque promueven valores familiares, fe inteligente, social, civil, respeto, comunicación, disciplina, responsabilidad, verdad y justicia.

6. Porque no toleran obispos, pastores, auxiliares o trabajadores en funciones en ninguna posición eclesiástica que están en pecado (desviación de la conducta espiritual).

7. Porque no son hipócritas … no enseñan una religión, filosofía, sino una fe inteligente que piensa, y que hace a las personas independientes de todos y de todo, pero que dependen de sí mismas y de su fe en el Dios Vivo.

8. Porque hacen el trabajo completo: social y espiritual (no importa quién).

9. Porque solo tienen la Biblia como la única fuente de verdad y justicia.

10. Porque son la única organización no gubernamental que más invierte en obras sociales (familiar, profesional, re-socialización educativa, reintegración social de adictos, por ejemplo, reclusos …) por año en Brasil.

11. Porque basan todos sus proyectos, obras y objetivos en este trípode: Justicia, misericordia y fe.

12. Porque reprenden los espiritus que causan todos los males, tales como: adicciones, enfermedades, depresión, promiscuidad, separación familiar, violencia, corrupción, injusticia … y las subyugan.

13. Porque predican acerca de la salvación y la importancia del bautismo con el Espíritu Santo en todas las reuniones, programas de televisión y radio, todos los días.

14. Porque enseñan a todos a mirar, reverenciar, servir y seguir solo al Señor Jesús, el Autor y Consumadorr de la fe viva, y no a los Obispos, Pastores, etc.

15. Porque no aceptan aplausos, alabanzas, palmaditas en la espalda de nadie, porque enseñan que solo Dios es digno de toda alabanza, honor y gloria.

Dijo el Señor Jesus a Sus Discípulos:

“Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad asentada sobre un monte no puede ser escondida. Tampoco se enciende una lámpara para ponerla debajo de un cajón, sino sobre el candelero; y así alumbra a todos los que están en la casa. Así alumbre la luz de ustedes delante de los hombres, de modo que vean sus buenas obras y glorifiquen a su Padre que está en los cielos.”


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.